De un charco agonizante… a la Huacachina de los buenos tiempos

ica huacachina

biografía de fernando cilloniz, gobernador regional de ica

No hay nada peor que una seguidilla de malas gestiones públicas. La gente se deprime. Los animales se espantan. Las plantas se secan. Y hasta los oasis desaparecen. Eso ocurrió – en Ica – con La Huega, La Victoria, y Orovilca. Y lo mismo iba a ocurrir con Huacachina… el emblema máximo de Ica.

Gracias a Dios… esa pesadilla terminó. En el 2015 – cuando asumimos el Gobierno Regional – Huacachina era un charco pestilente y moribundo. Repito… ya habían muerto La Huega, La Victoria, y Orovilca. Y era cuestión de semanas para que Huacachina muriera – como murieron sus hermanas – ¡a vista y paciencia de las autoridades de entonces!

¡Qué pasó con los alcaldes y presidentes regionales que no hicieron nada al respecto! ¿Por qué – sólo – unos pocos medios periodísticos dieron cuenta de la dramática situación de Huacachina? Sí… pues. Hasta ese extremo llegan los periodistas chantajistas de Ica. Por unos cuantos soles… mutis. Por un poco más… hasta cohetes te revientan. Y si no hay marmaja de por medio… ¡agárrate! Uno es el corrupto… y ellos son los moralistas. Así es la nuez. Aunque – valgan verdades – están tan desprestigiados, que nadie les hace caso.

Felizmente, hay iqueños de los buenos. Pancho Massa es uno de ellos. Pincel Oliva es también de aquellos. Iqueños como Matucha del Solar, Alicia Gómez, Rodolfo Chalco, Alberto Benavides, Pepe Lucho Suazo, y muchos más. Y lo mismo va para asociaciones como IKREO, RUA PERÚ, ECO DUNAS, AGAP – entre otras – y empresas como las del Grupo Intercorp, Aceros Arequipa, Grupo Breca, Shougang, etc. Héroes, artistas, políticos, deportistas, profesionales, y ciudadanos anónimos… Ica siempre tuvo gente extraordinaria.

Gracias a ellos, Huacachina está – nuevamente – esplendorosa. Con el nuevo pozo, el espejo de agua ha recuperado su nivel. Las garzas – con sus vuelos en cámara lenta – han vuelto a la laguna. Los botecitos apacibles son el deleite de la gente. El malecón luce limpio e iluminado. La terraza de la Biblioteca Abraham Valdelomar – con vista a la laguna – acoge a sus lectores con música de Radio Filarmonía. Huacachina está tan linda que – recientemente – ha sido expuesta al mundo como telón de fondo en la presentación de los productos iPhone 2018.

Y lo más importante… los areneros han salido del balneario. Las dunas de Huacachina han vuelto al dominio de los niños y los jóvenes… como antaño. No más escapes libres. No más atropellos. No más congestión vehicular.

Aclaración. ¡Bienvenido el turismo de aventura!… pero fuera del oasis. Desde el Duna Puerto… “juntito a la Huacachina”. De allí parten y retornan los areneros. El tour es adrenalina pura. Pero, cada quien en su lugar. Los areneros y las motos en la pampa. En las dunas majestuosas, con sus subidas y bajadas… mismo Rally Dakar. Y los peatones – y los esquís de arena – en las dunas de Huacachina. Todo seguro. Todo en orden. Todo felicidad.

Gracias Policía Nacional. Gracias Ministerio Público. Gracias Municipalidad de Ica. Pero – sobre todo – gracias iqueños por colaborar con nuestras autoridades para que Huacachina vuelva a ser lo que siempre fue… un lugar para gozar maravilloso.

♫ Juntito a la Huacachina / una mañana te vi… ♫ Hasta las palmeras están cantando de felicidad.

Fuente: Correo ICA 

*NOTA: inform@cción vela por el derecho a la libertad de expresión de cada uno de los columnistas y usuarios en este espacio web. En ambos casos, los columnistas y usuarios son los únicos responsables frente a terceros o cualquier persona en general por los daños o perjuicios que el contenido de sus opiniones y comentarios a título personal puedan causar.

Banner de Libro Exportando Perú edición 2017-2018

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INTRANET
Compartidos