Adelante Señor Alcalde…

ciudad de ica

biografía de fernando cilloniz, gobernador regional de ica

La luz de la esperanza se encendió el 6 de noviembre pasado. Aquel día juramentó Javier Cornejo Ventura como nuevo Alcalde Provincial de Ica… en reemplazo del tristemente célebre – y recientemente vacado – Carlos Ramos Loayza.

Está claro… no hay que hacer leña del árbol caído. Pero en el caso de Ica, la situación de la basura no daba para más. ¿Qué le pasó a Calín? ¿Qué bicho raro le picó al ex alcalde? ¿Qué lo llevó a enfrentarse de tal manera a Diestra SAC… la concesionaria encargada del recojo de la basura de la ciudad? La verdad… no se sabe. Y peor aún… no se entiende.

Está recontra demostrado. Las instituciones son… las personas que las dirigen. A ese respecto – hasta el mes de octubre pasado – la Municipalidad Provincial de Ica era… Calín Ramos. Una persona sencilla, introvertida, y… de apariencia inofensiva. Muy devoto del Señor de Luren. En realidad, fue él – y nadie más que él – quien gestionó y concretó el compromiso de Shougang Hierro Perú de reconstruir – bajo el mecanismo de Obras por Impuestos – el Santuario del Señor de Luren. El más caro anhelo de los iqueños. ¡Lo máximo!

Sin embargo, en lo concerniente a limpieza pública… nada que ver. La Municipalidad Provincial de Ica – mejor dicho Calín Ramos – fue una nulidad en la materia. Desde el primer día de su gestión en enero del 2015 – de manera inexplicable – el susodicho Alcalde decidió suspender los pagos por el recojo de la basura a la empresa encargada.

Y el resto es historia conocida. Intentos unilaterales de rescisión del contrato. Multas por doquier. Dimes y diretes por allá. “Denuncias” de intentos de soborno. Juicios. Arbitrajes. Total – como tenía que suceder – se suspendió el servicio de recojo de basura, e Ica se convirtió en un muladar. ¡Una asquerosidad sin nombre! Todo a costa de los iqueños. ¡Una pesadilla! ¡Una vergüenza!

Pero… parafraseando a un conocido refrán, se podría decir que “no hay basural que dure 3 años… ni cuerpo que lo resista”.  Efectivamente, tres largos años – una eternidad – hemos vivido los iqueños rodeados de basura, y la situación era irresistible. Gracias a Dios – con la llegada del Alcalde Javier Cornejo – la pesadilla está por terminar.

No tiene ni un mes en funciones, y ya restableció el servicio de recojo de basura en la ciudad. Ha reactivado – como tenía que ser – el contrato con Diestra SAC y – en mérito a ello – las compactadoras de basura y camiones recolectores ya están haciendo su trabajo. ¡EXCELENTE!

Está visto… su principal virtud es la valentía. Además se le nota sencillo, inteligente y sensible a las necesidades de los iqueños. El desafío que tiene por delante es colosal. La gestión pública es muy engorrosa y carente de recursos… económicos y humanos. Pero por lo visto en estos primeros días de gestión municipal… ¡por fin, tenemos Alcalde!

No obstante – como era de esperar – ya aparecieron los periodistas carroñeros cuestionando todo el accionar de nuestro flamante Alcalde Provincial. Y lo de carroñeros es real. Lo digo con conocimiento de causa… les atrae la basura. No pueden vivir sin ella.

Es evidente… al periodismo pesimista no le importa la limpieza de Ica. Y menos… los iqueños. Ellos sólo quieren el fracaso del Alcalde Cornejo… y – por supuesto – del Gobernador Regional, y otras autoridades públicas. Tampoco les importan los pacientes de nuestros hospitales. En realidad, no les importa nada que no sea insultar a toda autoridad que se les cruce por su camino.

Por ello, mi sugerencia es… ni caso. El periodismo carroñero de Ica NO tiene mayor acogida. Ciertamente tienen algunos seguidores que chillan igual que ellos, pero son poquísimos en comparación con la mayoría de iqueños que estamos muy esperanzados en la nueva gestión municipal.

Por ello… ¡adelante Señor Alcalde! Tiene usted el respaldo de todos los iqueños de buena fe.

Fuente: Correo ICA 

*NOTA: inform@cción vela por el derecho a la libertad de expresión de cada uno de los columnistas y usuarios en este espacio web. En ambos casos, los columnistas y usuarios son los únicos responsables frente a terceros o cualquier persona en general por los daños o perjuicios que el contenido de sus opiniones y comentarios a título personal puedan causar.

libro exportando de datos de agricultura

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INTRANET
Compartidos