El crecimiento del consumo en Asia es clave para el futuro de la agroexportación peruana

agroindustria asia peru

Las exportaciones agrícolas al continente asiático se han multiplicado por ocho en los últimos años. Además, las empresas peruanas se han consolidado notablemente y diversifican productos y estrategias comerciales comprando tierras en el exterior.

Dos motores son los que están impulsando la economía peruana hoy: la inversión minera y la agroindustria, esta última con su gran capacidad de generar exportación, empleo e inversiones. Así lo definió José Carlos Saavedra, vocero del Servicio de Asesoría Empresarial (SAE) de Apoyo Consultoría y director de IPAE.

El analista estimó que las perspectivas a futuro para la agroindustria nacional son positivas por dos tendencias marcadas en el mercado como son la preocupación global por alimentarse de forma saludable y el crecimiento del mercado de consumo en China (a pesar de las noticias de desaceleración de la economía de dicho país).

Sobre el mercado del continente asiático, destacó que es el único en el que las exportaciones del sector se han multiplicado por ocho en los últimos años, a diferencia de otros destinos como Estados Unidos, Europa y América Latina (en los dos primeros se concentra el 70% de las ventas actualmente).

“En Asia el consumo de alimentos está creciendo mucho. Nuestros vecinos de Chile aprovechan estos cambios en el mercado y presentan los arándanos chilenos en China como snacks para el cine. Así uno ve en la prensa las diferentes formas en que se aprovecha este mercado”, contó.

Sobre la desaceleración china, explicó que se da un caso peculiar pues la inversión es fuerte ya que las familias de ese país ahorran mucho puesto que el Estado no les da seguridad social. Así, si bien los ingresos de una familia china son equivalentes a los de una familia brasileña, su consumo todavía es parecido al de una nigeriana. “Hay diferencia entre ingresos, ahorro y consumo; eso el Gobierno chino lo quiere cambiar por un menor ahorro. Si la mitad del ahorro se va a consumo va a haber una explosión que va a ser notable”, complementó.

Crecimiento extraordinario

José Carlos Saavedra también resaltó el crecimiento de las exportaciones agrícolas modernas basado en las cifras, ya que estas en 1995 apenas alcanzaban los 300 millones de dólares en tanto que hoy superan los 5.000 millones dólares.

“Además es un sector que ha crecido y se ha diversificado con productos nuevos. La Libertad, Ica, destacan de manera importante; Piura se ha desarrollado mucho con uvas, mangos y demás. La composición del portafolio de productos vemos que ha permitido bajar la dependencia de los espárragos que antes significaba el 25% del total de las exportaciones. Hoy su participacion es mucho menor, no porque haya caído, sino porque otros productos han crecido más como las uvas, paltas y arándanos. Esa diversificación ha sido importante con su inversión en tecnología, aumento de productividad y crecimiento del empleo”, declaró.

Este auge del sector ha permitido no solo una consolidación empresarial y de mercados, sino que ha tenido un impacto social. De hecho, el vocero de Apoyo Consultoría considera que si el consumo ha venido creciendo en el país a pesar de que el empleo en general crece muy poco, se debe a que dos terceras partes de los nuevos trabajos creados corresponen al sector agroindustrial. El año pasado, por ejemplo, se crearon 150 mil empleos formales, de los cuales 100 mil provinieron de la agroindustria y los otros 50 mil del resto de sectores, lo que ha incidido en el consumo.

Consolidación empresarial

En el plano empresarial, el panorama también ha sido muy positivo, ya que, explicó, en el año 2000 no había ninguna empresa agroindustrial que facturara más de 20 millones de dólares. Hoy existen 43 empresas que alcanzan esa cifra y algunas incluso tienen exportaciones por más de 100 millones de dólares anuales.

Este potenciamiento se ha visto acompañado con nuevas estrategias como ha sido la inversión en compra de tierras en otros países, como Colombia y Uruguay, algo absolutamente novedoso para el sector y que habla del nivel de consolidación que están alcanzando estas empresas.

La evolución se nota igualmente en los canales usados, ya que los espárragos se trasladan por vía aérea, pero la uva, palta y arándanos van hasta en un 94% por vía marítima, lo que representa además un reto para la infraestructura porturaria peruana.

“El 80% del arándano sale de La Libertad y debería salir por el puerto de Salaverry, pero todavía se va en su mayoría por el Callao, porque Salaverry aún no está a punto para atender esta demanda logística. Están haciendo ahora mejoras al puerto. Y en vía aérea, principalmente con el espárrago, el 40% sale de La Libertad y el 50% de Ica, todo sale del aeropuerto Jorge Chávez; las aerolíneas no tienen muchas razones todavía para ir a Pisco”, comentó.

Finalmente, Saavedra estimó que las agroexportaciones peruanas superarán los 10.000 millones de dólares en 2021, siempre que se superen retos como la aprobación de la prórroga del régimen especial agrario y las trabas que sufren los proyectos de irrigación como Chavimochic III, que podría añadir 63.000 hectáreas de cultivo y está paralizado por el procedimiento de salida de la operación de Odebrecht.

Fuente: Agraria.pe | 12-07-19

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INTRANET
Compartidos