De las aguas en disputa… a la Hermandad del Agua

agua ica

biografía de fernando cilloniz, gobernador regional de ica

“Ni una gota de agua”. Así me saludó Glodoaldo Álvarez cuando nos conocimos en el 2015… a pocos días de asumir nuestras funciones de Gobernadores Regionales de Ica y Huancavelica, respectivamente. “¡En qué lío me he metido!” me dije. Pero – ni modo – ya estaba dentro de la cancha, y no quedaba otra que jugar el partido… a como diera lugar.

Yo sabía que la relación – por el agua – entre ambas regiones era tirante. Y que el proceso – para obtener más agua para Ica – iba a ser difícil. Pero de allí a empotrarme contra ese tajante “ni una gota de agua”… ¡qué bautizo político tan chocante!

¿Qué hacer para terminar una confrontación de 100 años? ¿Cómo pasar de la desconfianza… al respeto mutuo? ¿Cómo vencer el rencor… y dialogar en son de amistad? ¿Cómo convertir la disputa por el agua… en la Hermandad del Agua?

Esos fueron los grandes desafíos que – ambos Gobernadores Regionales – decidimos enfrentar… para cambiar el rumbo de la historia. Una historia plagada de ofensas, resentimientos, y pesares… pero ni una gota de agua para nadie. Ni para Ica… ni para Huancavelica. 100 años de lluvias, huaycos, e inundaciones. 100 años de estiajes, sequías, y mortandades. Todos los años… lo mismo. Mucha agua perdida en el mar… pero ni una gota almacenada para los estiajes. La versión hídrica del perro del hortelano.

En realidad – lo reconozco sin rubor alguno – si no hubiera tenido a Glodoaldo Álvarez como mi par regional huancavelicano… no la hacíamos. Inmediatamente después de aquel “ni una gota de agua”, nos juntamos – ambos gobernadores – para ponerle fin a aquella inacabable e infructuosa confrontación. De ahí salió el proceso de hermanamiento, el cual – aparte de respeto mutuo – debía estar basado en el diálogo, equidad, justicia, y sostenibilidad.

Y ¡vaya que el diálogo – y la buena fe – han funcionado de maravillas! La Hermandad del Agua entre Ica y Huancavelica es – hoy por hoy – una hermosa realidad. Hemos creado la Mancomunidad Regional Huancavelica – Ica (MANRHI) a la cual hemos adscrito el Proyecto Especial Tambo Ccaracocha (PETACC). Gracias a ello, estamos invirtiendo recursos iqueños en proyectos de afianzamiento hídrico ubicados en territorio huancavelicano. ¿Habrase visto algo así en el pasado?… ¡ni en sueños!

Además – gracias al Ministerio del Ambiente – hemos puesto en marcha el Mecanismo de Retribución por Servicios Ecosistémicos (MERESE) para financiar proyectos de Siembra y Cosecha de Agua, en las partes altas de nuestras cuencas. O sea, en Huancavelica. Los Consejos Directivos de los Consejos de Cuencas son – todos – equitativos. Es decir, tienen el mismo número de representantes de cada región.

Ambas regiones hemos mejorado – y respaldado – la Iniciativa Privada Cofinanciada (IPC) para el afianzamiento hídrico de Castrovirreyna – Pisco, Huaytará – Ica. Incluidas las pampas de Lanchas y Villacurí… sin tocar los bofedales de Ingahuasi ni Carhuancho.

¡Qué más se puede pedir! Nuestra Hermandad del Agua – poco a poco – ya nos está dando más agua en los estiajes. Primero para los de arriba. Luego para los de abajo. Y si seguimos construyendo reservorios, plantando bosques, y manejando mejor los pastizales – tal como lo hemos hecho últimamente – cada año será mejor.

Gracias Ica. Gracias Huancavelica. Juntos, estamos haciendo historia… ¡una bella historia!

Fuente: Correo ICA 

*NOTA: inform@cción vela por el derecho a la libertad de expresión de cada uno de los columnistas y usuarios en este espacio web. En ambos casos, los columnistas y usuarios son los únicos responsables frente a terceros o cualquier persona en general por los daños o perjuicios que el contenido de sus opiniones y comentarios a título personal puedan causar.

Banner de Libro Exportando Perú edición 2017-2018

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INTRANET
Compartidos